Sé de cosas que cuento

Todas somos Chenoa.

Corría el año 2001 cuando lo vivimos. Yo, a mis nueve años, creía que la mejor historia de amor era la de Quimi y Valle, la boda de Lady Di y los ya más que mencionados Edward y Vivian. Y llegaron ellos. Cantaban. Se miraban y las chispas saltaban. Ella que venía de cantar en un casino. Él en una orquesta. AMOR. Qué orgullosa iba con mis carpetas con sus caras a clase. Cómo me gustaba aquella pareja…hasta que un día en un portal en chandal aceptó que había terminado. DRAMÓN. (Chenoa, ¿contigo empezaría a ser una dramaqueen?)

chenoa-y-bisbal-cantan-escodidos

¿Sabéis de quién hablo no? Mirad que a mí no me gusta el salseo…pero la ocasión lo merece. Volvían a cantar quince años después aquel “Escondidos”. Reconozco que encendí la tele solo para ver esos minutos. Ese reencuentro. Me imaginaba que sería como uno de esos videos de “¿qué pasaría si te reencontraras con el amor de tu vida?” o algo así. Ay por Dios. David, no te reconocí.

El whatsApp casi se me colapsa.
“¿lo estas viendo no?”
“Voy a llorar”
“Esto no se hace”
“Ay ay por favor que pena”
“Ella no le puede ni mirar”

No nos habíamos recuperado de la separación de Angelina y Brad y tacatá: la noche de la cobra.
Reconozco que si hubo cobra o no…me trae sin cuidado. Unos dicen que sí, otros que no, otros que es una exageración, otros que bla bla bla.

Analicé la escena esta mañana de nuevo. Se me había revuelto algo por dentro, qué queréis que os diga. Porque Operación Triunfo eran ellos dos…seamos claros. Que sí, que todos cantaban muy bien, que todos eran muy guapos, que todos bailaban…pero la magia del concurso la tenían ellos.

A lo que iba. Que analicé el video de nuevo y…ay pobre Laura/Chenoa. POBRE. Él tirando de ella, ella sin poder mirarle a los ojos, los dos cogidos de la mano, ese bailecito a media canción y bueno…el discursito del señor al final de la canción acompañado de “chiquilla di algo”. A la hoguera. Y lo siento, porque me encantaba. Pero no. Ya no.

Que sí. Que tuvo que ser incomodo para ellos. Que ella le eliminó de instagram (por lo que tengo entendido) pero hombre…¿cómo nos hacéis esto? ¿cómo nos haces esto?

Y diréis…por qué S escribe de esto. Porque la situación lo requiere. Porque TODAS en algún momento hemos tenido que ponernos un chandal/pijama/loquequerais y salir a decir que ya no estamos con alguien (vale, a nuestras amigas y sin documento audiovisual). Porque TODAS hemos dado con un Bisbal que nos ha girado la cara. Porque TODAS hemos empatizado con el nudo en el estómago que seguramente tenía Chenoa ayer. Porque TODAS nos hemos sentido así. Porque TODAS somos Chenoa. Porque TODAS ayer creímos que lo mejor era darse por vencida.

Chenoa, ni lo intentes. Aléjate y búscate un hombre que te quiera (que te tenga llenita la nevera) y que no te tenga escondida.

Sé de cosas que se cuentan. 

Anuncios

2 comentarios sobre “Todas somos Chenoa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s