Sé de cosas que cuento

A la S que seré

Querida S del futuro,

No sé si algún día leerás esto. Si resulta que el hueco que utilizabas para escapar de tus problemas ya no está activo o quizás lo esté más que nunca. Solo tú lo podrás saber. Hace unos días me repitieron esa pregunta en la que tanto pensabas de niña: “Si tu vida fuera un libro, ¿leerías el final?” y joder, un escalofrío me recorrió todo el cuerpo. Y no supe responder, porque no sé cómo serás ahora, pero en el pasado, en el 2016, aún tenías dudas. Creo que dirías que sí, porque la impaciencia fue nuestro fuerte desde pequeñas, pero a la vez se te pondría un nudo en la garganta y desecharías la idea…siempre te gustaron las sorpresas.

ali-macgraw

Estoy llena de preguntas sobre ti. Dime, ¿cuántos años tienes? ¿Treinta, cuarenta? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde aquel lunes de verano en el que te sentaste al teclado?

Ojalá trabajes en algo que te apasiona. En algo que te llena de verdad y que no hayas caído en las garras de la rutina en una oficina. Esa vida no era para ti. Dime que sigues escapando de los horarios fijos.

Alégrame el día y dime que recuerdas aquella tarde de agosto en un pueblo con mar con la compañía de tus amigas escribiendo los sueños que queríais cumplir. Ojalá que se hayan cumplido. Ojalá que tengas nuevos sueños. Y hablando de tus amigas…¿seguís siendo uña y carne, no? Siempre que veíais a un grupito de señoras de ochenta años tomando el café decíais “nosotras seremos así”. Ay S, ojalá no las hayas perdido…fueron muy importantes desde que las conociste. Piezas claves que te ayudaron a jugar la partida de la vida, mástiles a los que agarrarte cuando las mareas se convertían en tsunamis, serpentinas cuando había algo que celebrar. Ojalá que aquel grupito siga unido a los cuarenta. Os lo merecéis. Os merecéis las unas a las otras.

images.jpeg

Y qué…¿te hago ya la pregunta? O vas a esquivar la respuesta como siempre hacías…¿Te has enamorado, a que sí? ¿Y cuántas otras veces te has desenamorado? ¿Cuántas veces más viste Pretty Woman? ¿Sigues subida en la montaña rusa? Cómo te gustaba eh…lo tuyo era una vida lineal con un pico (a veces bueno, a veces malo) que te entretenía un tiempo. ¿Sigues así? Oye, que si te has estabilizado bien por ti…pero no sé. No te imagino, perdona. Tú que siempre has sido la reina de las causas perdidas, la que no tenía remedio, Ana la de Supersubmarina “el verbo en carne viva” ¿asentaste la cabeza? Hasta que no lo vea no lo creo, querida.

LoveStory.jpg

¿Ha habido despedidas, no? Porque quince o veinte años…son demasiados, ya me entiendes. Y estas cosas ya sabes como son…de un día para otro. Sin previo aviso. Ojalá que no hayan sido duras. Espero que hayas sacado fuerza y coraje para sobreponerte.

ali-macgraw-style-8

Ojalá que sigas buscando inspiración S, en un café, en una conversación, en una canción…donde sea. Ojalá que no se te hayan acabado las ganas ni las ideas. Que sigas escribiendo e inmortalizando con letras. También te digo, ojalá que hayas sabido canalizar las cosas, soltarte la lengua y aprender a hablar sin necesidad de teclados, que nos conocemos.

¿Cómo se te da la cocina? ¿Te sorprende la pregunta? ¿Por qué mujer? Te recuerdo que te gustaba, aunque ibas posponiéndolo igual que la alarma del despertador. Decían que se te daba bien, así que a coger la sartén por el mango (tampoco es necesario que dediques tu vida a ello, que cuando se te mete algo en la cabeza…)

1118full-ali-macgraw.jpg

Y hablando de cabezas. La tuya siempre fue dura, con dos cejas entre las que se te metía cualquier idea y de ahí no te sacaban. Y lo que te decían te entraba por un oído y te salía por el otro, ¿te has vuelto más flexible no? ¿Has aprendido a escuchar? ¿Y a dejar de negar lo obvio? Porque eso también se te daba de lujo.

¿Y lo de procrastinar? Desde que L te dijo la palabra la convertiste en parte de tu vida. En fin…¿Te la sigues jugando aunque hayas perdido antes de empezar la batalla? Que no digan que no lo intentaste. 

Supongo que seguirás haciendo tus terapias de choque, que irás a pilates y que lo de salir a correr sigue siendo un intento de vez en año. ¿Dónde vives? ¿Tienes perro? ¿Hijos? ¿Sigues fumando? ¿Y gintoneando? ¿Sueños? ¿Ganas de seguir? Espero que sí. Que tu vida siga con batería suficiente, que a veces te pongas en modo avión y que siempre encuentres un poco de electricidad para continuar. ¿Sigues siendo un kamikaze en todos los sentidos?

da0e71e8f125d60f8403bd94520f955d

Bueno S, me voy despidiendo. Solo me queda decirte que aproveches cada segundo. Para lo que quieras. Pero que busques lo mejor de cada momento, aunque lo veas negro seguro que hay algún matiz de luz. Si no lo encuentras vete a escuchar el mar, que eso siempre te funcionó.

Sigue a trompicones S, seguro que todo te va bien. No te olvides de la veinteañera que fuiste. Ya te tengo cariño, y aún no te conozco. 

Fdo. S del presente. 

Relacionado: A la niña que fuí

Anuncios

3 comentarios sobre “A la S que seré

  1. Precioso, es como si mi amiga del alma que se fue a otra dimensión, hubiese vuelto a interesarse de nuevo por mis cosas, cuanto la echo de menos. Y es que en mi vida, las mujeres brillan por su ausencia. Gracias.

  2. No sé muy bien como he acabado en tu blog. Sí, me ha picado la curiosidad y te he leído, joder que si te he leído. Quizás este texto haya sido uno de los que más me han erizado la piel desde hace mucho, te has expuesto, te conoces a ti misma y te animas a seguir siendo fiel.
    Bonito hallazgo inesperado el del catorce de Noviembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s