Sé de cosas que cuento

Tercera oportunidad.

Uno de mis mayores defectos es escuchar conversaciones ajenas. Y no es por ser cotilla ni nada de eso, simplemente es algo que no puedo evitar. Salgo a fumarme un cigarrillo en la puerta de un bar e inevitablemente escucho el dramón que una amiga le cuenta a otra; o en un autobús escucho media conversación telefónica mientras trajino en mi mente qué dirán al otro lado del móvil; o, como me pasó el otro día en una cafetería, que sentí la presencia de dos hombres en la mesa que tenía a mi espalda y en cuanto me aseguré de que no hablaban de política puse la oreja. Y esto fue lo que escuché:

hugh grant

“Necesito recuperarla. Fui un auténtico gilipollas. Tienes que ayudarme a que me perdone. Tú la conoces bien. Tienes que decirle que vengo para entregarme en cuerpo y alma. Que esta vez es de verdad. Yo era mejor persona cuando estaba con ella, y no me di cuenta hasta que la perdí. ¿Sabes? Es verdad eso de “uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde“.

Sé que cualquiera hubiera deseado estar en mi lugar, y yo lo desaproveché. Era demasiado buena, todo el mundo lo decía, y fue entonces cuando mi cobardía asomó la cabeza, tuve miedo de no saber corresponderla; no fui valiente. Pero ahora sí, de verdad.

Dile que siento haberla hecho sentir como si fuera una mas. Ella era única. No sé cómo no me di cuenta antes. Ojalá pudiera volver atrás. Pero ya estoy preparado. Listo para quererla, o para empezar de cero. Que venga con pies de plomo, si quiere. Que se tome todo el tiempo del mundo. Que me perdone por todo este tiempo ausente.

Sé que siempre nos comparaba con una cuerda, y tenía razón. Cuando ella aflojaba yo la tensaba más, y viceversa. Que no nos poníamos de acuerdo nunca, y un día yo solté la cuerda, mientras ella tiraba con fuerza. Se llevó la peor parte. Para ella era el fin, para mi el principio.

Dile que nos quedaron muchas cosas pendientes por hacer, y vengo dispuesto a devolverle cada segundo que desperdició por mi culpa. Le enviaré todos los mensajes que esperaba, y los que no, también. La sorprenderé cada vez que la vuelva a mirar; y joder, le llevaré flores cada día, aunque sé que no le guste. Lo que me pida.

Antes teníamos la mala costumbre de callarnos lo que sentíamos, pero no la culpo. A ella no. Eso sí, yo vengo para quedarme, sin dudas y sin miedo. Ya no me voy a callar nada. Cada día le diré lo que siento por ella.

Al final, ella tenía razón. Podemos convertirnos en una historia para contar, una de esas que merece la pena escuchar. Dile que no hay dos sin tres. Y que a la tercera va la vencida.

Supongo que preferirá meterse al ejercito antes que escucharme. Iría a la guerra con tal de que no me cruzara en su camino, lo sé. Inconscientemente la he obligado a lidiar muchas batallas por mi y contra mi. Que afloje el escudo, que me deje tirarle el muro.

Seguramente tenga mil razones para no querer tenerme cerca. Pero que busque…que busque y si encuentra una sola que le haga aceptarme, que le haga caso. Que no la arrincone. Que le dé una oportunidad. Que me la dé a mi.

No sé si va a salir bien. Eso no puedo prometérselo. Pero sí puedo prometerle que voy a hacer todo lo posible por intentarlo. Que no quiero ni puedo seguir lejos de ella. Que me acojona la vida sin ella. 

Si no quiere no le pondremos una etiqueta, nunca se la pusimos. Con que nosotros sepamos lo que hay es más que suficiente. Pero si quiere seré el primero en poner la etiqueta. Lo dejo a su elección.

Me fui para cumplir condena. Pero por favor, que no me dé cadena perpetua.”

Y joder, casi le perdono hasta yo.

https://www.youtube.com/watch?v=kJgjQHht3SM

Fdo. Sé de cosas que se cuentan

Anuncios

9 comentarios sobre “Tercera oportunidad.

  1. Lamentablemente a la tercera casi nunca va la vencida tampoco. Y lamentablemente vuelve a comportarse como un idiota casi siempre. Y vuelve a hacerla sufrir y a tensar la cuerda demasiado. Hasta que ella se cansa de pasarlo mal y lo manda a la porra definitivamente y ya no hay perdones que valgan.
    La historia de siempre.
    Siento ser aguafiestas pero es que me suena muy conocido.
    En cualquier caso yo tambien le perdonaba esta vez. Un besooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s