Sin categoría

Me pregunté.

Continué observando la plaza y como por arte de magia, en otra cafetería, te vi. Sí, a ti. Supe que eras tú incluso de espaldas. Tomabas un zumo de naranja, y empecé conmigo misma un juego de preguntas sobre ti. Me pregunté si seguirías pensando que las naranjas deben estar en la nevera, para que… Sigue leyendo Me pregunté.