Sé de cosas que cuento

Sé de cosas que se cuentan en nochevieja.

Ahora sí que ya no hay marcha atrás. El 2015 no nos mira de reojo, ahora es de frente. Y yo, a horas de que empiece,le observo lo más amistosamente que puedo, lo que mi desconfianza ante el cambio de año me permite. Odio los cambios, y también la rutina. Me contradigo, lo sé. La rutina siempre me ha aburrido, me gustan los cambios de última hora en mi día a día, pero cambiar la última cifra en una fecha es algo que me da pavor. Y es que soy de las que hasta marzo no se acostumbra a poner ese número de más, ese que marca la diferencia.

IMG_5393.JPG

No seré yo la que haga un balance público de lo bueno que me deja el número 14, y lo malo que arrastra con él. Eso me lo guardo para mi. Espero que sea como el mar, que puede arrasar con todo lo que coja por delante, pero a la vez siempre deja un recuerdo imborrable. Si alguien cree que hay algo mejor que el sonido de las olas acompañado de la brisa en la cara que me lo cuente.

IMG_5392.JPG

Poco queda por decir en estas últimas horas. Hace unos cuantos días desde esta misma página aconsejé hacer la lista de propósitos para el año 2015; yo a pocas horas aún no la he hecho, así que me viene al pelo el dicho “consejos vendo que para mi no tengo”. Pero bueno, soy de las de la vieja escuela y seguro que con cada uva se me ocurre un deseo y un propósito.

Recordad que es nochevieja, yo no pienso saltarme ni un solo consejo de los que manda la tradición. La nochevieja no es para moderneces. En mi caso, superstición para todo. Vamos a dejar los riesgos para cualquier otro día. Así que cuenco con doce uvas, algo rojo. pie derecho apoyado en el suelo por delante, copa de cava (o similar)… Y que empiecen los 365 días que tenemos por delante.

IMG_5389-0.JPG

Un último consejo, de la mano de Mecano:
“Y aunque para las uvas hay algunos nuevos,
a los que ya no están echaremos de menos,
y a ver si espabilamos los que estamos vivos y en el año que viene nos reímos.”

Riámonos. De todo. De este año que se va, y del que viene. Busquemos el mínimo motivo para que una sonrisa se desdibuje en nuestra cara. Seguro que lo encontramos.

IMG_5390.JPG

Y a ti 2015, decirte sin tapujos que te comportes. No es una amenaza, es solo una solicitud. Yo siempre he tenido devoción por los años impares, tenlo en cuenta. Y te digo lo mismo que tal día como hoy vengo repitiendo año tras año: ojalá lo mejor del 2014 sea lo peor del 2015. Ya te estoy esperando… de frente, sin miedo pero con mucho respeto…

IMG_5391.PNG

¡Feliz 2015!

Fdo. Sé de cosas que se cuentan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s