Sé de cosas que cuento

El doble sentido.

Sal. Sal de casa y búscalo. Encuéntralo. Puede ser un error la elección que tomes, pero nadie dijo que esto fuera fácil. La vida está llena de malas decisiones. Quizás eso la haga más interesante. Tropiézate de sopetón con él. En un autobús, en un lugar público, en una tienda. Échale un vistazo rápido, si algo en él te llama la atención trata de adquirirlo. No tengas miedo. Puede que ya este usado, no pasa nada. Si no te pasa desapercibido es por algo. No te quedes con la duda de qué hubiera pasado. 

notthing

Empieza el juego con él. Procura ir despacio y con pies de plomo. Si te descuidas puede quitarte hasta de dormir. Si todo va bien refúgiate en él las tardes de lluvia o llévalo a conocer playas paradisíacas en verano. No te enfades con él. No lo hagas, por favor. A veces te hará reír, otras llorar y alguna que otra vez querrás lanzarlo por la ventana. Te va a producir sensaciones de todo tipo. Eso es bueno, que lo sepas.

Hablarás de él con todas tus amigas, lo compararás con anteriores y luego él se convertirá en sujeto pasivo de esas comparaciones. Porque todo termina. Recomiéndalo, de verdad, recomiéndalo. Si es cierto que se ha metido dentro de ti, en cualquier momento del día te sorprenderá apareciendo en tus pensamientos. Si es cierto que te gusta, cuando estés con él te evadirás de tus problemas.

la foto 3

Obsesiónate con él. Vamos, que lo estás deseando. Pero busca que te aporte algo; no te obsesiones en vano que para eso ya están otras cosas. Conviértelo en tu mejor compañía con un café, conviértelo en tu amigo, en tu peor enemigo. Acaríciale antes de dormir.  Abrázalo. Busca algo en él que sea digno de recordar. Lo que sea. Una frase, una palabra una historia que te cuente. Pero búscalo y luego apúntalo, aunque sea en una nota del móvil. Enserio. Siempre te gustará releerlo.

la foto 2

Ya te dije antes que todo se acaba. No cometas la insensatez de tratarlos a todos igual. Que cada uno es distinto. Empieza de cero cada vez que tengas uno cerca. Puede llegar a ser adictivo, una droga. Avisada quedas. Pero merece la pena. Te lo juro.

A veces te hablará y no le entenderás.

Búscale el doble sentido a lo que te diga.

Siempre va a haber un doble sentido.

Es así de complicado.

Y es que, el doble sentido siempre está presente…y yo no sé de cosas que él quiere; pero sí sé de cosas que cuenta un buen libro. 

la foto 1

Anuncios

2 comentarios sobre “El doble sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s